"KNOWLEDGE IS THE HERITAGE OF HUMANITY, NO ONE HAS THE RIGHT OF KIDNAPPING AND ALWAYS will be provided FREE"
«La connaissance est patrimoine de l'humanité, personne n'a le DROIT de l'enlèvement et le sera toujours fourni GRATUIT"
"O conhecimento é o patrimônio da humanidade, NINGUÉM TEM O DIREITO DE SEQÜESTRO E SEMPRE será fornecido LIVRE"
"المعرفة هي تراث الإنسانية، لا أحد له الحق في الخطف ودائما وسوف تقدم مجانا"
"ידע הוא מורשת האנושות, לאף אחד אין זכות חטיפה ותמיד יינתן בחינם"

Del libro de la Sabiduria-Creación y Capacidades del Hombre:

..."Si escoges la LUZ, en el plano fisico no tendrás ni Poder, ni riquezas, ni Honores; tan solo tendrás, trabajo, silencio, Paz Interior y derpertar de tu SER VITAL"



viernes, 29 de noviembre de 2013

Viaje al Ser (Cuento)


Había decidido hacer ese viaje a su interior, tanto tiempo aplazado...
Sentía con una nitidez deslumbradora que necesitaba ese camino en solitario que le susurraba su alma con la vehemencia de un violín apasionado.
Sabía que habría de ponerse las creencias ajenas, sobre todo las de los más cercanos, por montera, abrirse paso entre la maleza de los condicionamientos y desmembrar las lianas de la presión del clan.
Sabía que tendría que atravesar desiertos de incomprensión y precipicios  de locura.
Sabía todo eso y mucho más que percibía del tenue titilar de las estrellas, conectadas como innumerables electrodos al latido acompasado de su corazón.
Estaba decidido a soltar las riendas de los apegos, a desenmarañar los tentáculos del ego, a desterrar la opresiva manipulación del miedo.
¿Cuál era su armadura? La voz suave y clara que brotaba de su interior en los momentos de calma, cuando olvidaba su condición humana para sumergirse en su condición de Ser.
Había decidido entregar el rumbo al Espíritu que latía bajo su corporalidad y la densidad de su materia física. Con Él como única guía se sentía poderoso, fuerte, invencible… Sabía que estaba acercándose a la puerta que conduce a su verdadera esencia… el resto carecía de importancia.
Ponía, cada mañana, en esas manos invisibles que envolvían su ánimo, todo el poder, toda la voluntad, toda su existencia. El diálogo con ese Espíritu de Vida se hacía, cada vez, más fluido, más claro, más profundo…
Podría ser rechazado como Juan Salvador Gaviota, considerado un loco místico o un insensato incomprendido…pero eso dejaba de tener relevancia desde las... elevadas cumbres de la conexión con ese Espíritu.
Su misión: Ser. Retornar al Ser. Sentir su condición de Ser. Y con ello todo lo demás se acoplaría suavemente.
Apretó su paso. Se envolvió confiadamente en el cálido abrigo de su corazón, dejando fuera la amenaza del frío paralizante. Se colocó los guantes de la ternura y evitó las punzadas lacerantes del juicio, evitando los caminos afilados de las espinas de la envidia.
Le salieron lobos de rabia y prepotencia que quedaron deslumbrados por la cegadora luz de sus pensamientos más elevados.
Eludió los atajos más oscuros a sabiendas de que las serpientes de la culpa buscarían trepar por sus miembros.
Fue tentado por los deliciosos frutos de la soberbia que colgarían atrayentes de las ramas de la sensación de superioridad espiritual.
 
Buscó, en todo momento, el transitable surco de la autorreferencia, tratando de compararse sólo consigo mismo.
Sorteó las arenas movedizas del tiempo que lo empujaban a bascular entre el pasado y el futuro, escondiendo la trampa mortal de sacarle del poder de su presente.
Caminó así por valles, bosques, veredas y montañas, conducido desde su Ser interno en una peregrinación interminable que lo llevaría a fundirse con todo el Universo. El camino caminado se desdibujaba entre las sombras del ayer y tuvo la certeza de que no había retorno.
Y en el último tramo de aquella maravillosa peregrinación, en un instante de expansión de su consciencia, una hoguera se encendió en su corazón y tuvo ante sí la visión de toda la Tierra, todos los humanos, todos los animales, todos los seres de la creación, amorosamente entrelazados en una red infinita de Amor. Cerró los ojos y se dejó sentir ese calor que lo disolvía en una explosión cegadora de Luz y Unidad.
Supo, entonces, con la más absoluta de las certezas, quién era, de dónde venía y a dónde se dirigía.
Supo, entonces, que su viaje había concluido; sin embargo, supo, que no había hecho más que empezar.
Mª Antonia Fernández              Noviembre 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...